Exhorta Congreso al Ejecutivo Estatal la reapertura de lugares destinados al culto público


Integrantes de la Diputación Permanente, aprobaron la iniciativa presentada por el diputado Obed Lara Chávez, mediante la cual exhortaron al Poder Ejecutivo Estatal para que se considere la reanudación de actividades a la brevedad posible, así como la reapertura gradual, cauta y ordenada de iglesias, templos o lugares destinados al culto público, por parte de iglesias, agrupaciones o asociaciones religiosas, tomando en consideración las medidas sanitarias que se estimen necesarias por la contingencia derivada de la pandemia generada por el virus SARS-CoV2 (COVID-19).

En la exposición de motivos, el Legislador señaló que el pasado 30 de mayo, el titular del Poder Ejecutivo presentó a la ciudadanía el plan estatal de reapertura de actividades, que ha sido actualizado conforme avanzan las semanas y el estado de salud por el que atraviesa la población; no obstante aún no se permite la reapertura de los lugares antes mencionados.

Lara Chávez reconoció los grandes esfuerzos de las autoridades por mitigar la problemática, sin embargo grupos de religiosos en nuestro Estado, observan con desánimo que además de que su actividad se ha considerado no esencial, pese al Comunicado Federal y mientras se ha permitido la reapertura de otros lugares en beneficio de la economía, además de la continuidad de actividades como la producción, venta y consumo de bebidas alcohólicas, entre otras, los creyentes no han podido congregarse, mantienen gastos operativos en sus lugares de culto, cuando estiman que en grupo o de manera individual, las creencias religiosas son importantes para la sociedad.

Agregó que muchos grupos y asociaciones religiosas, promueven servicio a la comunidad, incluso sus espacios de culto sirven como comedores comunitarios, centros de acopio y distribución de despensas u otros apoyos, estancias infantiles, cuentan incluso con centros de atención a familias que voluntariamente buscan solución a sus conflictos, pero además de manera individual, la religión invita a crear conciencia, a la meditación, a mejorar la conducta humana y promover una mejor convivencia.

Para concluir, enfatizó que están conscientes que la reapertura de los lugares, estará supeditada a que la Secretaría de Salud, determine que es posible realizar de nueva cuenta reuniones para culto religioso y que será variable entre los Estados y sus municipios por tratarse de una responsabilidad compartida siempre en apego a la ley de conformidad a las instrucciones que brinde la autoridad compete.